Comentarios desactivados

16 de Septiembre, 2014

27 de septiembre: Prostitución y Trata

22 de Julio, 2014

Plan para rescatar a jóvenes que son explotadas

Sara Torres, miembro de CATW LAC; miembro de la red NO a la trata y mujeres migrantes dijo: “Yo conocí el trabajo de Norma Hotaling y su programa de rescate  de adictos a comprar sexo y varones prostituyentes y opino que es un plan interesante para replicar”

05/11/2007

ESTADOS UNIDOS: Autoridades y ONG presentan plan para rescatar a jóvenes que son explotadas

En EU, entre 75 y 90% de prostitutas fueron violadas cuando eran niñas.

Incluidos en programas, hombres que fueron  sorprendidos pagando por sexo

Víctor Ballinas (Enviado)

San Francisco, Cal. Norma Hotaling, una prostituta que desde los cinco años empezó a ser usada en el comercio sexual, hundida en el mundo de las drogas y la prostitución hasta los 33 años, cuando una experiencia de violación tumultuaria y golpes la dejó al borde de la muerte y le hizo cambiar de forma de vida, decidió trabajar con otras mujeres que abandonaron esa actividad, “para rescatar a las víctimas de la explotación sexual”.

Ella narra en el artículo Diario de ley y feminismo su historia de abuso, maltrato, violación y drogadicción, que se inició cuando era menor y vivía en la ciudad de Nueva York. Trágicamente, dice, “mi historia refleja la de miles de niñas que son víctimas de explotación sexual en Estados Unidos. Entre 75 y 95 por ciento de quienes se inician en la prostitución fueron violadas cuando eran infantes”.

Hotaling destaca en su relato: “cuando logré salir del mundo de las drogas y la prostitución, después de recibir tratamiento médico, terapias y ayuda sicológica, decidí trabajar para ayudar a las mujeres y niñas que querían abandonar las calles, por aquellas que querían dejar de ser víctimas del comercio sexual, por las que querían ser libres de la violencia, del abuso y de la explotación”.

Fundó Standing Against Global Explotation, con el objetivo de cambiar la situación de las víctimas y modificar la actitud de la sociedad hacia ellas, para que se dejara de ignorar que existe el comercio sexual y la explotación de mujeres y niñas, y para que ya no sean consideradas criminales.

Con otras prostitutas que decidieron abandonar la actividad, Hotaling fundó también la escuela Proyect John’s, que recibe ayuda del gobierno de esta ciudad californiana para auxiliar a las víctimas de trata. Como en Estados Unidos está prohibida la prostitución, “los hombres que son descubiertos contratando el servicio pueden ser encarcelados, con el Departamento de Policía de San Francisco, California, acordó trabajar en un programa de justicia para hombres que buscan contratar sexo”.

Entre los objetivos, sacar de las calles a niños que se prostituyen

Kristie Miller, quien recibió en las oficinas de Proyect John’s a representantes de organizaciones no gubernamentales mexicanas que fueron invitados a conocer el trabajo que realiza el gobierno de Estados Unidos contra la trata de personas –Sin Fronteras, Red Nacional de Refugios, Centro Fray Julián Garcés y Ceidas–, así como funcionarios de la Procuraduría General de la República y reporteros, refirió que Hotaling, junto con otras mujeres, busca rescatar a niños y niñas de 9 años que venden sus cuerpos en las calles, así como a adolescentes que se prostituyen y son explotados “sin darse cuenta”.

“Hay adolescentes y niños que continúan siendo prostituidos. Están involucrados con su proxeneta, lo ven como amigo, novio o apoyo. No creen que él sea quien las está explotando y las obliga a venderse una y otra vez. Quien las o los maltrata, porque en él encuentran momentos buenos que no han tenido nunca en sus vidas”.

Lana, una mujer que trabaja con jóvenes de 18 a 24 años, cuenta: “estas adolescentes necesitan ayuda. Hay que tomarlas de la mano y llevarlas a terapia. A algunas hay que canalizarlas a consulta. No basta con que les demos el nombre y la dirección de un médico. Hay que llevarlas casi del brazo. Noventa por ciento tiene proxenetas. Unas lo ven como relación, lo sienten como si fuera su familiar, su amigo”.

Relata uno de los casos que han tenido: “a una chica de 18 años la rescatamos de la prostitución y la explotación sexual. Ella nos decía que le gustaba eso, el dinero. Le dijimos que los recursos que ganaba se los quitaba él –el proxeneta–, que no le dejaba nada, que todo el producto de su trabajo desaparecía.

“Ella nos comentó que estaba bajo los efectos de las drogas, que consumía muchas sustancias y que la prostitución la llevaba a cabo inconscientemente. Que hacía lo que veía en la calle. Después de darle confianza dijo que quería dejar esa vida, que quería escapar, y la ayudamos a salir.”

En un video dieron a conocer su trabajo en el programa de justicia del departamento respectivo de San Francisco. “Se trata de rencauzar a los hombres que buscan a las prostitutas. Como es una actividad prohibida, si son descubiertos pagando por sexo van a la cárcel. Mediante el programa Sage se les brinda la oportunidad de que escojan: cárcel y pagar mil dólares de sanción, o la obligación de asistir a una terapia de unas ocho horas”.

La terapia la imparten mujeres que abandonaron la prostitución, que recuperaron su libertad. En el video se ve a las fundadores de Sage. “Norma Hotaling aparece ante decenas de hombres que fueron descubiertos contratando servicios sexuales, y ella les cuenta su historia: “las mujeres a las que ustedes acuden en busca de sexo fueron abusadas cuando eran niñas. Son obligadas a venderse, son explotadas. Yo empecé a los cinco años. Hombres viejos me daban dinero por tomarme fotografías pornográficas con ellos, por tocarme, violarme. Me drogaba para olvidar eso, hasta que escapé porque casi me mataron.

‘“Ustedes tienen hijos, hijas, esposas. Respétenlas. Regresen a su hogar, protejan a su familia. Las prostitutas podemos asaltarlos en los hoteles, en los coches. Podemos hablarles a los compañeros que se dedican a asaltar. Ustedes pagan y piden sexo sin protección, y no saben si estamos enfermas. Les podemos transmitir enfermedades.’”

En el video se muestran fragmentos de los testimonios que ofrecen las mujeres que abandonaron la prostitución, que conocieron y sufrieron ese mundo de maltrato, ultrajes, violencia, extorsión, amenazas y golpes. “Ellas denuncian ante los hombres que pagan por sexo: ustedes buscan mujeres jóvenes o simplemente mujeres, pero ellas están amenazadas, drogadas. Son explotadas”.

Desde 1996, cuando se fundó Sage, a la fecha, más de 40 mil hombres han asistido a tomar terapias, unas 17 mil mujeres han sido rescatadas de la prostitución y únicamente 14 hombres han reincidido, por lo que fueron enviados a la cárcel.

http://www.jornada. unam.mx/2007/ 11/05/index. php?section= politica&article=018n1pol

El FOPP y SAGE reconocidos a la innovación por la Gobierno, la Universidad de Harvard y la Fundación Ford.

Hotaling, Norma “Trauma and Drug Recovery for Abuse and Prostitute Survivors in the Criminal Justice System”, Tenth United Nations Congress on the Prevention of Crime and Treatment of Offenders, April 14, 2000

http://zapateando2.wordpress.com/2007/11/05/en-eu-entre-75-y-90-de-prostitutas-fueron-violadas-cuando-eran-ninas/

26 de Mayo, 2014

LA PROSTITUCIÓN ¿ES UN TRABAJO?, POR FERNANDA GIL LOZANO (PARTE II)

Retomamos el debate sobre la prostitución como trabajo desde los distintos enfoques jurídicos. Frente a la posición legitimista pro-prostitución y tomando los supuestos abolicionistas, ratificamos la campaña “Ni una mujer más víctima de las redes de prostitución”, porque la consideramos el más violento punto de unión entre patriarcado y capitalismo al reunir explotación económica y violencia de género.

* por Fernanda Gil Lozano, Historiadora, Feminista y ex Diputada Nacional (M.C. CC ARI)

Existe una ideología, un conjunto de ideas que podemos denominar la ideología de la prostitución. Son un conjunto de definiciones favorables a que los varones vayan con mujeres prostituidas. Y a que las mujeres lo acepten, “hagan la vista gorda” o declaren que no les importa. Esta ideología sostiene, por un lado, que los hombres tienen derecho a satisfacer sus necesidades sexuales. Por otro, que la sociedad tiene que proporcionarles, de una u otra forma, un mercado de mujeres para satisfacer esas necesidades. En la prensa diaria nos informan de muchos funcionarios de casi todos los partidos políticos tienen denuncias por abusos sexuales, consumo de prostitución y un sinfín de delitos.

La prostitución se ha legitimado y se legitima tanto desde posturas conservadoras, como liberales y progresistas. Igualmente encontramos personas de todas estas ideologías que se oponen con firmeza a la explotación sexual.

A partir de la década de los ochenta y con el desarrollo de los nuevos enfoques teóricos pos, posmodernos, poscoloniales y posfeministas el debate entre defensores y detractores de la prostitución ha cuajado en dos corrientes enfrentadas.

Desde la postura pro prostitución, en realidad no existen las prostitutas, existen l@s trabajadores sexuales. La prostitución es un trabajo más, en que se intercambian servicios por dinero. Alguien ofrece una mercancía alguien paga por ella. Cualquier contrato entre adultos en que haya sexo y consentimiento debe ser respetado y tal vez legislado. Las remesas de inmigrantes que se mueven de unos países a otros para el trabajo sexual generan muchos bienes económicos que tienen que cotizar mediante impuestos al Estado. La legalización del trabajo sexual protege el bienestar de las prostitutas, nos dicen. La legalización acabaría con las mafias, que hoy se embolsan los enormes beneficios que produce el tráfico de mujeres y niñas para el mercado sexual. Los problemas que sufren l@s trabajadores sexuales, como el tráfico y el estigma proceden de la falta de reconocimiento social, no de las características intrínsecas al oficio.

Frente a estas tesis, la posición abolicionista mantiene que la prostitución de mujeres sólo puede analizarse desde la perspectiva de la historia de la desigualdad entre hombres y mujeres. La mayor parte de las mujeres prostituidas son víctimas de una sociedad injusta y patriarcal.

La prostitución, que definen como violencia contra las mujeres, no es comparable a ningún otro trabajo. En realidad, es el núcleo de una relación de dominación en bruto, sin mediación alguna. Cuerpos desnudos, en fila, sin nombre, a disposición de quien tenga dinero para pagarlos. Una sociedad comprometida con la igualdad y la justicia no puede fomentar la relación de prostitución entre las mujeres vulnerables y todos los hombres que quieran acceder a sus cuerpos. El abolicionismo plantea con radicalidad la posibilidad de que una sociedad puede poner fin a la prostitución si se lo propone. También en su día parecía imposible que las mujeres llegaran a tener derecho al voto. Además la idea de que los hombres son puteros por naturaleza es una rancia falsedad que tiene como fin justificar si lo son o no.

(más…)

8 de Abril, 2014

La Alameda y una grave denuncia contra Gabriela Michetti y Lidia Saya‏

(CABA) Mediante un video subido a youtube.com y que parabuenosaires.com publica su site, la ONG La Alameda que pertenece al legislador Gustavo Vera relaciona a la senadora Gabriela Michetti y a la defensora adjunta del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, Lidia Saya con la Trata. El nombre del video es “La Campaña Prostibularia”.

La actual Defensora Adjunta de la Ciudad de Buenos Aires, Lidia Saya, se comunico con el tratante y proxeneta Carlos Morales Condomi para sumarlo a la campaña electoral del PRO, para Gabriela Michetti senadora nacional. El contacto fue realizado por Lidia Saya cuando era Legisladora de la Ciudad de Buenos Aires y desde el propio despacho por pedido de la actual senadora.

La llamada fue grabada y de ahí se desprende este video.

La ALAMEDA dio a conocer la escucha telefónica judicial donde aparace la actual defensora del pueblo adjunta, Lidia Saya, que en plena campaña electoral llama de parte de la actual senadora, Gabriel Michetti, a un proxeneta procesado por trata de mujeres. Saya lo convocó a los equipos de campaña del PRO. El mafioso, Carlos Daniel Morales Comini, por entonces prófugo de la justicia es parte de una banda criminal que esclaviza sexualmente mujeres en privados del microcentro porteño con ramificaciones en el partido de San Miguel. Desde su despacho como legisladora porteña por el PRO, Lidia Saya, se comunicó con el tratante de mujeres y proxeneta, Carlos Daniel Morales Comini (DNI 92635094), con el fin de sumarlo a la campaña electoral por pedido de Gabriela Michetti en ese entonces candidata a senadora nacional del PRO. “Mi nombre es Lidya Saya (hoy Defensora Adjunta del Pueblo de la Ciudad, ex legisladora porteña), la señora Gabriela Michetti (actual Senadora Nacional) me dio su telefono por una nota que usted le envio a ella”, así empieza la escucha telefónica judicial del 30 de agosto de 2013 realizada al hoy procesado por trata de mujeres para prostíbulos, Morales Comini.

El apodado “Kali” o “Coco” continúa la conversación en clave al parecer porque da referencias suyas contradictorias. Habla del “club Saavedra de All Boys” (cuando en realidad se ubica en Floresta). La actual defensora del pueblo porteña, elegida para su cargo por los miembros de la Legislatura donde ella mantuvo una banca por el PRO, lo invita a su despacho “para charlar, para ver como lo podemos sumar a los equipos de campaña que arrancan ahora”, y Morales Comini responde “buenisimo, buenisimo me pongo muy contento”. Y Saya le pregunta en que barrio está trabajando responde el mafioso “vivo en Villa Devoto (Tinogasta 5081, 1° piso 4, a mts de Bermudez a la vuelta de la carcel de Devoto, teléfono 4567-4798) y trabajo en el microcentro”. Entonces Saya lo invita a su despacho en la Legislatura. “Estoy todos los días porque tengo una pequeña oficina y manejo los tiempos asi que me encataría cuanto antes”. Ahí directo le pasa su oficina en el el 3 piso, oficina 321″ La escucha telefónica judicial fue requerida por el titular de la Alameda y legislador porteño del bloque Verde/Alameda, Gustavo Vera, al juez federal a cargo de la causa n° 382/13, Ariel O. Lijo, y su secretario Juan T. Rodríguez Ponte. La investigación judicial se inició el 18 de enero de 2013, cuando el fiscal Marcelo Colombo a cargo de la actualmente Procuradoría para el Combate de la Trata y Explotación de Personas (en adelante, P.R.O.T.E.X.), formuló una denuncia para que se investigue la posible comisión del delito de trata de personas con fines de explotación sexual (arts 145 bis y ter del Código Penal) en decenas de departamentos “privados” de la Capital Federal. La denuncia se realizó en virtud de la declaración de una testigo de identidad reservada luego de más de diez meses de investigación, en los que se intervinieron más de cien teléfonos, se realizaron tareas de inteligencia en más de diez oportunidades, se requirió información diversa a distintos organismos públicos y se acumularon más de una veintena de actuaciones vinculadas, el 26 de octubre del año en curso se realizó un total de cuarenta allanamientos simultáneos: 30 domicilios donde se explotaba la prostitución, una imprenta, un hotel, y ocho domicilios particulares de las personas investigadas contra las que se reunió suficiente prueba. Asimismo, se ordenó la detención sólo de aquellas personas que pudieron ser identificadas fehacientemente, y respecto de quienes existía prueba suficiente para vincularlos a los hechos de explotación verificados (ver, en este sentido, el auto de allanamiento de fs 2654) El resultado de los allanamientos arrojó un total de 54 víctimas y ocho detenidos Los lugares allanados eran de los denominados departamentos “privados” y en la mayoría se encontraron mujeres en situación de prostitución (hasta catorce mujeres por cada domicilio), hombres que se encontraban en el lugar como “clientes”, encargadas, custodios y volanteros. Entre el material secuestrado, se encontró diversa documentación que involucra a las personas investigadas y detenidas con cada uno de los prostíbulos.

Según cuenta el comunicado de La Alameda “Las víctimas fueron identificadas y asistidas por profesionales del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el delito de Trata del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos. Además, se identificó a quienes cumplían roles de encargados, seguridad, volanteros, para una eventual citación. Las condiciones de higiene en los domicilios allanados eran prácticamente nulas, sobre todo en aquellas áreas destinadas al uso exclusivo de las mujeres explotadas (cocinas, baños, habitaciones para dormir). A su vez, contaban con mobiliario precario, poco iluminados y escasos recursos sanitarios. Sin embargo, la mayoría tenía cámaras de seguridad, rejas y protecciones en puertas y ventanas y detectores de metales en las puertas de ingreso al lugar. Además, se encontró abundante folletería para distribuir en la vía pública, planillas de turnos, planillas de “pases”, un incesante ingreso de llamadas telefónicas y gran movimiento de clientes, lo que da fuertes indicios de que se trataría de una organización que operaría detrás de la administración de estos centros de explotación Asimismo, Maximiliano Castrillón, María Adelaida Caroso y Carlos Daniel Morales Comini al 12 de noviembre cuando se dictó el procesamiento seguían prófugos de la justicia. Quienes otorgaron la libertad a todos los cabecillas de estas bandas dedicadas a la esclavitud sexual con vínculos corruptos con políticos y policias fueron los integrantes de la Sala I de la Cámara Federal.

“El 5 de diciembre de 2013 firmaron la eximición de prisión de Carlos Daniel Morales Comini, y el resto, Eduardo Farah, Jorge Ballesteros y Eduardo Freiler. El titular de la Alameda, que había denunciando en el 2009 y 2012 junto a otras ong’s, y legislador iniciara una presentación en la Legislatura por el juicio político a la actual defensora adjunta, Lidia Saya”.

http://parabuenosaires.com/la-alameda-y-una-grave-denuncia-contra-gabriela-michetti-y-lidia-saya/

9 de Septiembre, 2013

7 de septiembre en la Primera Escuela de Psicología Social

7 de septiembre 2013

“Hoy pese a la imparable lluvia más de 50 personas se interesaron de escuchar a Fernanda Gil Lozano (dip MC), Sonia Sanchez que escribió Ninguna Mujer Nace para Puta, y por la Alameda a mi. Aprendimos lo conceptual con Fernanda y nos conmovimos con Sonia. Una gran jornada con debate posterior. Repartimos los folletos de la Alameda y los presentes pudieron comprar y conocer las remeras No Chains.”

Lucas Schaerer

5 de Septiembre, 2013

MESA DEBATE: Trata y Prostitución

Sábado 7 de septiembre

a las 15 hs

24 de Noviembre 997 C.A.B.A.

24 de Octubre, 2012

“La sociedad es permisiva con que las mujeres se prostituyan”

Exposición de Fernanda Gil Lozano en octubre 2012 sobre la prostitución y la Trata de Personas en Radio Arinfo

 

Fernanda Gil Lozano, sobre trata de personas

08/10/2012 | La ex Diputada Nacional Fernanda Gil Lozano subrayó cómo ciertos mandatos culturales agudizan la problemática de la trata de personas

 En una charla con “Acción 2.0” por Radio Arinfo la dirigente de la Coalición Cívica, quien tiene una reconocida trayectoria en la lucha por la erradicación de la trata de personas, habló de las cuestiones sociales que bloquean el real entendimiento de este flagelo.

 En primera instancia, explicó que la utilización del término “Trata de blancas” es discriminativo en la actualidad, ya que fue un concepto acuñado a finales del Siglo XVIII paraponer de manifiesto que la explotación sexual de las mujeres era un proceso de esclavitud tan nefasto como la trata que venía de África. En este mimo plano, aclaró: “El término trata de personas no solo se refiere a la explotación sexual, sino también a la laboras y a la del tráfico de órganos.”

 Respecto al mito que circula acerca de una camioneta Trafic de color blanco que se dedica a secuestrar mujeres en los barrios porteños, la ex Diputada no pudo asegurar la veracidad de esta historia: “Decir eso fue una muy mala idea de Página 12. En esa época habían venido tres chicas de San Telmo a mi despacho y las tres me narraron la misma historia, pero la camioneta nunca era la misma”.

 En otro plano, Gil Lozano habló de su trabajo contra el flagelo de la trata: “Siempre estoy dando conferencias y tratando de pasar alguna película en ellas porque la sensibilización y la prevención son fundamentales. Una vez que aparece una víctima de trata, es muy difícil sacarla, por eso es que hay que hacer un trabajo preventivo fuerte.”

 “Estamos alertando y tratando de visibilizar que, cuando en Argentina se habla de trata de personas, la gente suele asociarlo con la prostitución.”, afirmó la dirigente de la Coalición Cívica, quien se encargó de aclarar la matriz cultural de esta confusión: “Lamentablemente, la sociedad tiene cierta permisividad para que las mujeres se prostituyan. Eso me parece terrible y es un tema cultural que hay que empezar a trabajar.”

 Gil Lozano resaltó como, los hombres prostituyentes son cómplices de esta problemática: “No puede ser que los varones hagan su identidad de ciudadanos a partir de prácticas que no hablan bien ni de su poder como varones ni de su forma de relacionarse con el otro sexo o con el mismo.”,  subrayó Gil Lozano en diálogo con Radio Arinfo.

 Asimismo, planteó: “Ahí sí aparecen mitos como ese que dice que la prostitución “es el oficio más antiguo del mundo”. La prostitución no es un oficio, es el producto de una sociedad desigual: a la esclavitud no se la puede llamar oficio.”

 “Además, el oficio más antiguo de las mujeres es dar a luz y si no se podía, se ayudaba a otras a hacerlo, es decir que el oficio más antiguo es ser parteras, no prostitutas.”, aclaró y finalmente, concluyó: “Hay que animarse a hablar de estas cosas que están tan naturalizadas.”

 Escuchá “Acción 2.0″ los lunes de 14 a 15 hs. por www.arinfo.com.ar

 Seguinos en Twitter: www.twitter.com/RadioArinfo

http://www.arinfo.com.ar/notix/noticia/01740_la-sociedad-es-permisiva-con-que-las-mujeres-se-prostituyan.htm

4 de Julio, 2012

¿La prostitución es un trabajo?

¿Estaríamos dispuestos a aceptar la prostitución como un trabajo normal? No olvidemos que dos de los mayores insultos en nuestro idioma son “puta” e “hijo de puta”.

Fernanda Gil Lozano.

 

03/07/2012 00:01

En líneas generales, los que trabajan para reglamentar y legalizar la prostitución argumentan que esto operaría a favor de quitar oscuridad y oprobio sobre esta actividad, la que de ese modo se volvería más profesional. En ese sentido, proponen llamar “trabajadora sexual” en vez de “prostituta” a la mujer que vende su cuerpo, para infundirle dignidad a su situación “laboral”.

Lamentablemente, dar visos de trabajo a la cosificación de una persona no mejora su situación. Dignifica la industria del sexo, a los varones consumidores de mujeres y niños, les proporciona un matiz empresarial a los tratantes de personas y ayuda a integrar a las mafias a la sociedad.

Es decir, en nombre de los derechos de las mujeres, les atribuimos moral y ética a los explotadores y traficantes de personas.

Creo que tenemos que esforzarnos todo lo posible para que la prostitución no sea la única opción para muchas mujeres que no tienen forma de alimentar a su familia. Vender el cuerpo no debe ser una elección para ningún ciudadano o ciudadana del mundo.

Sin duda, la prostitución, como cualquier clase de explotación sexual, viola la dignidad humana.

Whisper –organización de mujeres que han sobrevivido a la prostitución– encontró muchas dificultades para pensar en las habilidades que les dejó ese supuesto trabajo.

Ellas dicen: “Ejecutar actos sexuales, fingir disfrute sexual, aguantar cualquier manera de violación corporal y permitir que tu cuerpo sea usado de cualquier forma imaginable por otra persona, ¿a qué niña alentaríamos a desarrollar esas habilidades?”.

Además, lo que muchas mujeres en situación de prostitución deben soportar es el comportamiento abusivo del “empleador o proxeneta” que las explota.

Pensar y aceptar la prostitución como trabajo es fomentar de manera encubierta el tráfico y la trata de personas, es aliviar la responsabilidad de los gobiernos de dar oportunidades económicas dignas a las mujeres.

Aceptar la prostitución como un trabajo no estuvo en ninguna de las resoluciones de las estrategias para el futuro, de Avance de las Mujeres de Nairobi.

Reconocer a las prostitutas como “trabajadoras sexuales” viola las propuestas para integrar en la economía a las mujeres de los países emergentes.

Sinceramente, pienso que el marco abolicionista permitió al Estado argentino dejar una zona gris, donde el acuerdo entre dos adultos o adultas no es materia punible si existe un intercambio de sexo y dinero.

Es decir, las mujeres en situación de prostitución en la Argentina pueden ser monotributistas sin tener que dar explicaciones a nadie.

¿Qué estamos buscando cuando queremos legalizar y reglamentar con argumentos progresistas lo que el Estado ya hace desde 1937?

http://www.lavoz.com.ar/opinion/prostitucion-es-trabajo

27 de Marzo, 2012

“La prostitución es el producto de una sociedad desigual”

La ex diputada e investigadora de estudios de género, Fernanda Gil Lozano, cuestionó al Estado por no encarar soluciones a fin de combatir el delito de trata de personas.

Sostuvo que es necesario modificar la ley de trata para poder  resolver una mayor cantidad de casos.

 
Neuquén >
“Es muy raro que la trata de personas tenga anuencia o permisividad si esta sociedad no padeciera de violencia de género”, afirmó Fernanda Gil Lozano, investigadora del Instituto Interdisciplinario de Estudios de Género de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Buenos Aires y ex diputada, quien brindó una conferencia en esta ciudad en el que abordó ambos temas.
En cuanto a la violencia de género, Gil Lozano precisó que para erradicarla “falta todo”. Señaló que la ley 26.485 de Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres “en realidad no previene ni sanciona a nadie”. “Es una ley que tardó cerca de dos años en reglamentarse, hay mucha tipología que en la ley está pero no está en el Código Penal, con lo cual habría que hacer una serie de modificaciones”.
Además afirmó que “hay que poner en valor la vida de las mujeres. Se sanciona más a alguien que roba una vaca que a una persona que le pega a una mujer, y esto significa que algo no está funcionando”.

La ex diputada de la Coalición Cívica señaló que las políticas neoliberales de los años ’90 dejaron “a una parte de la población fuera de los procesos económicos que dieron lugar a la exclusión social. Y en este contexto, creo que la prostitución es el producto de las sociedades desiguales, donde hay prostitución hay desigualdad, de lo contrario abría otro tipo de intercambio, de acuerdo”.

La postura del Estado

Criticó el carácter laxo que presenta el Estado argentino al momento de abocarse al análisis, al estimar que la prostitución en el país es encarada desde el marco abolicionista, “no la prohíbe, no la reglamenta, no la alienta, pero dice que si dos personas mayores de edad tienen un determinado acuerdo, esa actividad no es punible, es decir no penaliza ese acuerdo. Considera punible, cuando hay un tercero que se queda con la plata”.

En ese sentido, Gil Lozano planteó la necesidad de modificar la ley de trata con el objetivo de resolver estos casos.

En cuanto a los sectores que defienden la prostitución autónoma considerándolo un servicio, Gil Lozano especificó que la prostitución “es el producto de una sociedad desigual; la prostitución siempre es forzada”. Y se preguntó: “Se elige ser prostituta o se está optando en un momento de crisis donde a esa mujer no le queda qué elegir. Eso no es una elección sino una opción para ganar más dinero. El estigma que existe sobre la mujer que ejerce esa opción no es la misma que tiene una obrera; un hijo puede decir ‘mi mamá es obrera’ pero no puede decir ‘mi mamá es una trabajadora sexual’.

http://www.lmneuquen.com.ar/noticias/2012/3/24/la-prostitucion-es-el-producto-de-una-sociedad-desigual_141390

1 de Diciembre, 2008

Debate en Mar del Plata sobre trata de personas

El sábado 29 de Noviembre en la ciudad de Mar del Plata la diputada Fernanda Gil Lozano partipó de un debate sobre “Trata de personas y Corrupción en Argentina” organizada por el ARI.

La actividad contó con la presencia de Beatriz For (integrante de la Mesa Provincial del ARI) y Claudio Dulcich (referente del espacio “Lilitos 100%”). También asistió el diputado provincial Armando Abruza (autor de un proyecto aprobado en la Legislatura a través del cual se expresa la necesidad de que el Congreso de la Nación adopte las medidas pertinentes para que la venta de niños quede íntegramente comprendida en la legislación penal de nuestro país).

La diputada destacó que Mar del Plata tiene una “historia compleja y triste” referida a la prostitución y recordó que “Todavía no hay responsables presos por el llamado caso del Loco de Ruta”.