10 de Septiembre, 2010

“No se puede tratar a una mujer pobre, sola y vulnerable como una asesina”

 

La Cámara de Diputados aprobó la iniciativa que reestablece la figura de infanticidio en el Código Penal, atenuando las penas en los casos de homicidios de recién nacidos por parte de las madres inmediatamente después del nacimiento por estado de depresión post parto. Según Fernanda Gil Lozano, “una madre sin educación puede tener tendencias infanticidas”

Si bien la iniciativa tiene como antecedente el caso de la joven Romina Tejerina, que fue condenada a 14 años de prisión por el asesinato de su hijo recién nacido, la Cámara Baja de la Nación resolvió por 170 votos a favor, 29 en contra y 9 abstenciones la aprobación de la norma, que había sido eliminada en 1994, donde la pena para ese delito pasó de un máximo de tres años de cárcel a prisión perpetua, al tipificarse como un homicidio calificado por el vínculo.

En diálogo con LT9, Fernando Gil Lozano puntualizó que un 20 % de las mujeres cuando se encuentran en su estado puerperal tienen una tendencia infanticida y aseguró que estos casos se potencian en individuos que carecen de educación y se mantienen en un estado de vulnerabilidad sanitaria previa.
“Entre un 15 % y 20 % de las mujeres luego del parto sufren estados de psicosis, sobre todo las que no gozan de educación, por eso lo punitivo no tiene sentido cuando una persona está loca. Metemos a la cárcel a personas que no tienen conciencia de los actos que se realizan”, señaló legisladora.

En estas situaciones, según la legisladora, “se nota la soledad absoluta de una mujer donde cabe preguntarse si se trata de una asesina o alguien que se encuentra vulnerada en sus derechos”. Asimismo, la diputada nacional de la CC expresó que “se dio lugar a una norma que ya tenía lugar, pero sabiendo que no podíamos poner a perpetua a mujeres, solas, pobres”.

Además, Fernanda Gil Lozano recordó que en el caso de Romina Tejerina se produjo una medida piadosa a instancias del Juez, quien reconoció la “profunda soledad” de la joven que dio a luz en el baño de su casa. “Él buscó atenuar el pedido de la fiscal, que pedía cadena perpetua, y encontró una figura legal para bajar la pena a 15 años”, describió.

Vale decir que en el debate se notó un recorte trasversal en la mayoría de los bloques, donde el oficialismo respaldó un dictamen en mayoría que restablece la figura y fija una condena de seis meses a tres años para “el infanticidio”, es decir, “homicidio cometido por madre mientras dura su estado puerperal”.

En ese dictamen, “el puerperio no puede extenderse más de 40 días y debe generar un estado de sicosis, parecida a la emoción violenta”, explicó la kirchnerista Diana Conti, autora del polémico proyecto. La propuesta toma en cuenta la zona cultural y social de la mujer que atraviesa esa situación, figura que había sido eliminada del Código tras la reforma Blumberg.

Entrevista LT9

http://www.datasantafeonline.com/noticia.php?noticia_id=23477
Pagina 12 pulicó en http://www.pagina12.com.ar/diario/ultimas/20-152883-2010-09-09.html

“Diputados aprobó el proyecto para reimplantar la figura de infanticidio”. 

La Nación publicó en http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1302852

“Avanza el proyecto que busca atenuar las penas para las madres que cometan infanticidio”

La Voz del interior publicó en http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/otro-paso-para-evitar-prision-por-infanticidio

“Diputados dio media sanción a la ley que restablece esa figura en el Código Penal, que beneficia a puérperas que matan a sus bebés.”

2 de Septiembre, 2010

“Quienes sufrieron salideras bancarias hoy fueron víctimas de los legisladores, no dieron quórum para que Diputados pueda sesionar”

Buenos Aires, 1 de septiembre de 2010 – La diputada nacional Fernanda Gil Lozano (Coalición Cívica- CABA) aseguró que “aquellos que alguna vez sufrieron una salidera bancaria volvieron hoy a ser víctimas pero de los legisladores que dejaron sin quórum la sesión que trataba un proyecto para combatir este tipo de delitos”.

“La falta de quórum de hoy cobró otra víctima: las personas que sufren el robo en las salideras bancarias, en su mayoría ancianos. En el día de la fecha se iba a tratar un proyecto para modificar esa penosa situación que fortalece las medidas de seguridad, pero hubo legisladores a los que no les resultó lo suficientemente interesante como para ocupar sus bancas y debatir”, sostuvo la diputada.

Por otra parte, Gil Lozano manifestó que “lamentablemente, ciertos temas que afectan directamente a las mujeres han sufrido una nueva postergación en la Cámara de Diputados, como es el caso del tratamiento de la reincorporación de la figura del infanticidio al Código Penal que ha sido nuevamente aplazado, lo que reitera una práctica que ya parece institucionalizada: de algunas cuestiones no se habla”.

“¿Hasta cuándo la mayoría de los miembros de la Cámara de Diputados van a seguir obviando las necesidades y urgencias de jóvenes como Romina Tejerina? ¿Cuánto tiempo más vamos a permitir que el costo de ser mujer y pobre deba pagarse con cadena perpetua?”, se preguntó la diputada firmante de los despachos de mayoría que están a la espera de tratamiento en la Cámara.

http://www.coalicioncivica.org.ar/contenido/view.php?bn=sitio_prensa&key=1283375935

13 de Julio, 2010

El infanticidio ya está en condiciones de tratarse en sesión

La Comisión de Familia de la Cámara de Diputados aprobó esta tarde el dictamen para la incorporación del infanticidio en el Código Penal, que había sido derogado en 1994. El proyecto ya contaba con la aprobación de la Comisión de Legislación Penal, por lo cual se encuentra en condiciones de ser tratado en el recinto.

Para seguir la noticia haga click en http://www.ncn.com.ar/08/noticiad.php?n=7288&sec=2&ssec=&s=noticiad

13 de Julio, 2010

Infanticidio: otro tema polémico en Diputados

Hoy 13 de julio se tratará el tema en Comisión Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia

 

Quitada del Código Penal en 1994, la figura del infanticidio evitaba que las madres que mataran a sus hijos producto de la locura del estado puerperal fueran a la cárcel. A esa situación pretende volver un proyecto con dictamen de la Comisión de Legislación Penal que mañana a las 16 comenzará a tratarse en la Comisión de Familia. El estigma del caso Tejerina.

El caso de Romina Tejerina fue un punto de inflexión en la historia de la figura jurídica del infanticidio. Derogada por Carlos Saúl Menem durante su presidencia, en 1994, desde que en 2003 la joven jujeña fuera condenada a 14 años de prisión por matar a su hija recién nacida en el baño de su casa, el mismo lugar donde la había parido, muchos abogados, jueces y legisladores comenzaron a plantear la necesidad de recuperar esa figura. La Cámara de Diputados dio un importante paso en ese sentido hace unas semanas, cuando la Comisión de Legislación Penal le dio dictamen a un proyecto de la kirchnerista Diana Conti.

El dictamen aprobado lleva la firma de legisladores de distintos bloques: Fernanda Gil Lozano (CC), Ricardo Gil Lavedra y Elsa Alvarez (UCR), Liliana Parada (Proyecto Sur), Carlos Kunkel, Oscar Albrieu y Alejandro Rossi (FpV), y Horacio Alcuaz (GEN). Cristian Oliva, del Frente Cívico por Santiago, firmó en disidencia parcial.

La iniciativa plantea una atenuación de la pena para la mujer que mate a su hijo durante el nacimiento o mientras dure el estado puerperal. El castigo previsto va de seis meses a tres años de cárcel, con lo cual el delito sería excarcelable.

Desde su derogación, casos como el de Tejerina se consideran como homicidio agravado por el vínculo, lo que implica una pena de prisión perpetua. De la única manera en que la Justicia puede dar una escala de penas de entre 8 y 25 años de cárcel es si se comprueba que hubo atenuantes. En la causa Tejerina se consideró un atenuante su precaria situación familiar. No se tuvo en cuenta que el embarazo, según los dichos de la joven, habría sido fruto de una violación por parte de un vecino.

 
Un viejo reclamo
 

La reincorporación del infanticidio en el Código Penal es reclamada desde hace años por movimientos feministas y de derechos humanos, y por juristas entre los que se destaca el juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni. También varios legisladores presentaron proyectos tendiendo a ese fin. El que más cerca estuvo de llegar al recinto fue el que ahora Conti volvió a desplegar: en diciembre del año pasado estaba en condiciones de ser votado dado que había obtenido dictamen en las comisiones de Legislación Penal y Familia, pero al finalizar el año perdió estado parlamentario.

Ni bien iniciado el nuevo período de sesiones, la diputada kirchnerista volvió a presentarlo y a mediados de junio Legislación Penal lo aprobó de nuevo. Para que esté en condiciones de ser puesto a debate en el pleno de Diputados deberá tener el visto bueno de la Comisión de Familia. Según fuentes del despacho de Claudia Rucci, su titular, se tratará en la segunda reunión de aquí en adelante que tenga Familia.

En diálogo con NCN, la diputada Fernanda Gil Lozano sostuvo que la importancia de la inclusión de la figura del infanticidio tiene que ver con “dar derechos que se fueron quitando en un Código Penal y un sistema judicial discriminativo para con las mujeres”.

Agregó que “muchos diputados no terminan de entender el sentido de esto: dicen que al no estar penado el delito, muchas mujeres agarrarán a sus hijos y los matarán. Y eso no es así. Primero porque no es un caso que se vea todos los días, y segundo porque supone tener un estado mental alterado que debe ser probado por peritos. No es que la mujer va a la comisaría, dice que mató a su hijo y sale como si nada”.

 
Disidencias
 

Por esta y otras discusiones el dictamen no salió de Legislación Penal por unanimidad. Hubo firmas en disidencia y dictámenes en minoría. Es que el tema no excluye conflictos morales y religiosos que a algunos legisladores se le pueden presentar a la hora de estampar su firma en un proyecto como ese. Ivana Bianchi, por ejemplo, firmó en disidencia total el proyecto de la mayoría, y Cristian Oliva lo hizo en disidencia parcial. Los coalicionistas Patricia Bullrich y Juan Carlos Vega -presidente de la comisión- firmaron dictámenes en minoría.

El de Vega sostiene que se tiene que fijar un plazo de entre 8 y 15 días como el período en el cual la pena por matar a un recién nacido sea atenuada. El de Bullrich propone que la mujer acredite que el puerperio le impidió comprender la criminalidad del hecho. Y la diputada insiste en que el infanticidio sea penado con condenas no excarcelables: establece entre 3 y 12 años de prisión.

Gil Lozano opina que Bullrich no tiene en cuenta en su proyecto que “el sistema de penas se basa en el ejemplo. Por eso, si estamos con personas que no son imputables, con personas psicóticas, poner una pena carece de sentido”.

De acuerdo con los manuales de medicina, el estado puerperal puede provocar psicosis pasajera. Ese estado dura aproximadamente 40 días, el tiempo en que tarda la mujer en volver a menstruar luego del parto. Debido a los desequilibrios hormonales y al sentimiento de pérdida de “la panza” que puede sufrir la madre, su estado mental puede alterarse y por ende no comprender la criminalidad de sus actos. De esa manera justifican la figura del infanticidio países como Uruguay, Brasil, Chile, Perú, Venezuela y Bolivia, donde la madre que mata a su hijo luego del parto no va presa si lo hizo xon su psiquis alterada.

“En Argentina cuando se incluyó la figura en 1922 se lo hizo pensando en la salvaguarda del honor de las mujeres. Partían de la base de que el deshonor de ser madres solteras podría llevarlas a la locura y por eso matar a su bebé”, explica Gil Lozano y aclara: “Ahora queremos reponer ese artículo que funcionó entre 1922 y 1994 con una argumentación acorde a la época. La respaldamos con una base científica, que es la que el puerperio puede llevar a la locura momentánea”.

Según la diputada, si la figura del infanticidio hubiese estado presente, Romina Tejerina no habría terminado presa, lo mismo que los otros 16 casos similares que, dice, hay en el país. Hoy por hoy, sin esa figura, si una mujer mata a su hijo producto de la psicosis del puerperio queda librada a la voluntad de los jueces: pueden condenarla a prisión perpetua o darle entre 8 y 25 años si consideran que existieron atenuantes. Es decir que, sí o sí, hasta que no se modifique el Código, las mujeres que producto de un rapto de locura maten a su hijo recién nacido, mujeres inimputables, irán a la cárcel.

http://www.ncn.com.ar/08/noticiad.php?n=7275&sec=2&ssec=&s=noticiad

22 de Junio, 2010

Un debate a partir de Romina

romina

Un proyecto consensuado sobre la figura del infanticidio obtuvo mayoría en la Comisión de Legislación Penal de Diputados. Atenúa la pena a una mujer que mata a su hijo recién nacido. La figura existía hasta el ’94 cuando fue anulada. El caso de Romina Tejerina.

 Por Mariana Carbajal

 Pagina 12

El debate para que regrese la figura del infanticidio al Código Penal se reactivó nuevamente en la Cámara de Diputados. Un proyecto impulsado por la kirchnerista Diana Conti obtuvo dictamen de mayoría en la Comisión de Legislación Penal, con la firma de diputados de distintos bloques, entre ellos Ricardo Gil Lavedra (UCR), Fernanda Gil Lozano (CC), Liliana Parada (Proyecto Sur) y Horacio Alcuaz (GEN), además de otros integrantes del oficialismo. La iniciativa, que ahora debe pasar por la Comisión de Familia, Niñez y Adolescencia, atenúa la pena a la mujer que mata a su hijo durante el nacimiento o mientras se encuentra bajo la influencia del estado puerperal. El castigo previsto va de seis meses a tres años de cárcel.

El infanticidio estaba previsto en el artículo 81 inciso 2º del Código Penal. Pero fue derogado en 1994. Se le cuestionaba que el móvil que se esgrimía para atenuar la pena a la autora del homicidio del hijo recién nacido era el ocultamiento de la deshonra de la mujer adúltera o madre soltera. Con la intención de eliminar ese concepto arcaico y sexista, finalmente se borró por completo la figura penal, que contemplaba penas menores cuando el homicidio ocurría en el período puerperal.

La reincorporación de la figura al CP es reclamada por el movimiento de mujeres y destacados juristas, como el juez de la Corte Suprema Eugenio Zaffaroni. El drama de Romina Tejerina, la joven jujeña que mató a su beba recién nacida, fruto de una violación, y fue condenada a 14 años de prisión en 2003, movilizó el tratamiento de diversos proyectos, que se venían presentando desde hace varios años. Pero ninguno todavía llegó al recinto. En diciembre estuvo a punto de ser puesto a votación uno que había obtenido dictamen favorable de las comisiones de Legislación Penal y de Familia, pero perdió estado parlamentario. Por eso Conti volvió a presentar un proyecto en marzo. (más…)

30 de Marzo, 2009

Adhesion al acto por la libertad de Romina Tejerina

Romina Tejerina sigue estando presa. Sabemos cómo la justicia y el poder político se han ensañado con ella. Fue ultrajada y violada. Pero la trasformaron en culpable.

Condenada, se le niega la posibilidad de estudiar; se la golpea por reclamar y se la castiga con el aislamiento, violando día a día su condición humana y sus derechos. Mientras tanto, su violador está libre de todo cargo y culpa, haciendo nuevamente patente que la justicia no es ciega sino que sus pilares patriarcales siguen firmes.

Hoy más que nunca, por Romina y por miles de mujeres que como ella han sufrido y sufren violencias y violaciones, es urgente restituir la figura de infanticidio en el código penal. Crear leyes es la función de esta Cámara, más allá de calendarios electorales y más allá de los grupos de presión. Este es mi compromiso y espero que sea el de todas y todos los que hoy están en este lugar.

Un abrazo

Fernanda Gil Lozano