25 de Noviembre, 2008

Visita a la carcel de mujeres

Por Florencia Piermarini

El día viernes 21 de noviembre, al tomar conocimiento de una nueva huelga de hambre en la cárcel de mujeres de Ezeiza (U31) en reclamos de mejores condiciones de detención para sus hijos, presos con ellas, nuevamente y como ocurriera en el mes de junio, nos llegamos hasta allí para interiorizarnos de los reclamos de estas mujeres y del estado de salud de quienes llevan adelante esta medida. La cuestión más acuciante se centra en la alimentación que sus hijos están recibiendo al día de hoy. No sólo porque la ración habría disminuido si no porque además, los alimentos les llegan en mal estado. A esto hay que sumar que al día de la fecha, la unidad que aloja cada vez a más niñas/os, sigue sin tener guardia pediátrica a fin de que estas/os niñas/os puedan ser inmediatamente atendidos y diagnosticados en caso de padecer alguna enfermedad.
Queremos recordar en este punto que se torna urgente y necesario recoger el reclamo de las internas en cuanto al proyecto de ley que ordena la detención domiciliaria cuando se trata de presos/as con enfermedades en situación terminal y madres presas con sus hijos. El proyecto logró el año pasado media sanción en Diputados y fue girado al Senado, donde obtuvo el dictamen favorable de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales y hasta el día de hoy su situación parlamentaria no ha cambiado.